No puedes odiarme, Jackson.

Jax caminaba directo a la camioneta aparcada en las plazas que habían cruzando toda la parcela del club, Gemma llegaba con su vehículo y paró al verlo. Venía hecha una furia. Bajó del coche y fue directa hacia él.
-Tenemos que hablar.
-Ahora no. -contestó Jax siguiendo su camino.
-Oye.
-Tengo que irme.
-Lo mío con Nero. No tiene nada que ver con SAMCRO. No tienes ningún derecho a meterte en ello. -le reprochó ella, consiguiendo que se detuviera justo en la puerta de su camioneta y se diera la vuelta para contestarle.
-Apenas conocemos a ese tipo. -contestó muy tranquilo.
-Y una mierda. No finjas que me estás protegiendo. Esto es por Clay, y por JT.-le gritó a la cara- Tara y tú habéis estado ignorándome desde... -dijo en un halo de voz.
-Tu misma te estás ignorando. Te emborrachas todas las noches. Eres...
-¿Papá proxeneta me va a echar un sermón sobre moral? Me culpas por lo que le ocurrió a tu padre. Conscientemente o no. Lo noto.
-Tu tuviste relación con esa historia. Con Clay. Y si, quizá esté costandome un poco separar mis odios. -dijo desviando la mirada de su madre.
-No puedes odiarme, Jackson. Eres el único al que todavía quiero. -dijo desalentada.
-Lo siento.
Se subió en la camioneta, arrancó y bajo una polvareda la imagen de la camioneta desapareció. 
Fragmento del capítulo 5 de la quinta temporada de Sons of Anarchy.

PD: No os dejo ninguna canción, por que la que pega con esta entrada es la misma que la anterior. Sí, vuelve a ser la misma serie, pero es que acabo de ver el capítulo y son cosas que me han chocado y tenía que compartirlas con vosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario