¿Podéis evitar sentir el miedo? Yo tampoco.

Me aguanté las ganas de llorar, aguanté la angustia que esa situación me hacía sentir y sonreí toda la noche. ¿Sabéis esa angustia que se te mete en el pecho y no te deja disfrutar de algo? Pues eso es lo que sentía yo, y volveré a sentir. No mentiría si dijera que he intentado superar ese miedo, esa fobia pero no puedo. No puedo ni con la cremada, ni con San Juan, ni con los globos, ni cuando abren una botella de champán, ni si quiera aguanto con un globo deshinchado. Suena patético pero es así, y no soy la única. Eso me consuela un poco, ya sabéis mal de muchos consuelo de tontos. El pasar corriendo cuando un niño tiene un globo, o esquivarlo o evitar situaciones así, quitarle un globo a mis primos pequeños..no lo soporto, pero no puedo evitarlo. Han intentado que supere el miedo, mil veces, no una ni dos ni tres personas lo han intentado pero siempre fracasan. El miedo es algo que no puedo evitar. El pánico que me producen a mi los globos o petardos es el que a otras personas le producen las palomas o los bichos. ¿Podéis evitar sentir el miedo? Yo tampoco. 
-¿Estás bien?
-Sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario