Los puentes de Madison.


-No quiero necesitarte...
-¿Por qué?
-¿Por qué? Porque no puedo tenerte.
-Los puentes de Madison.
¡Qué suerte la tuya chica, poder trabajar con un hombre como él!

No hay comentarios:

Publicar un comentario