-He espiado y mentido por ti, me he puesto en peligro mortal por ti. Se supone que todo esto era para mantener a salvo al hijo de Lily Potter. Y ahora me dice que lo ha estado criando como a un cerdo para el matadero..
-Esto es conmovedor, Severus -dijo Dumbledore seriamente- ¿Te has encariñado con el chico, después de todo?
-¿Con él? -gritó Snape- ¡Expectro Patronum!
De la punta de su varita salió una sombra plateada. Aterrizó en el piso de la oficina, voló a través de ella, y escapó por la ventana. Dumbledore la observó alejarse volando, y mientras su brillo plateado se desvanecía le dio la espalda a Snape, con los ojos llenos de lágrimas.
-¿Después de todo este tiempo?
-Siempre - dijo Snape.
Harry Potter y las reliquias de la muerte.

Tenía que ponerlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario