Sé lo que el odio provoca en los hombres.


Es difícil no odiar. A la gente, a las cosas, a las instituciones. Cuando quiebran tu espíritu y se regocijan viendo como te desangras... El odio es el único sentimiento que tiene sentido. Pero sé lo que el odio provoca en los hombres. Los desgarra. Los convierte en alguien que no son. Algo que prometieron que nunca se convertirían. Por eso tengo que decírtelo. Tengo que contarte lo mucho que intento no sucumbir bajo el peso de las cosas terribles que siento en mi corazón. A veces mi vida me parece un malabarismo mortal. Lo que siento en contradicción con lo que debería hacer. Las relaciones impulsivas yendo a toda velocidad hacia soluciones que están alejadas de mi cerebro. Cuando miro lo que he hecho durante el día, veo que la mayor parte de él lo he pasado limpiando los daños del día anterior. En esa vida, no tengo futuro. Todo lo que tengo son distracciones y remordimientos. Enterré a mi mejor amigo hace tres días, y por muy tópico que suene, dejé una parte de mi en esa caja. Una parte que casi no conocía. Una parte que nunca volveré a ver. Cada día es una nueva caja, chicos. La abres, y echas un vistazo a lo que hay dentro. Tú eres quien decide si es un regalo o un ataúd.
Jackson Teller.
Os dejo el enlace para que, los que no la hayáis escuchado nunca, escuchéis la canción de la serie Sons of Anarchy, a la cuál pertenece el texto de esta entrada.

PD: Dear Jackson, i love you. Come out of this.
                                                                  Tara.

1 comentario: